La administración de fármacos por vía intratecal

Muchos medicamentos pueden ser administrados a través de una píldora o una inyección. El medicamento entra en el torrente sanguíneo, se transporta alrededor del cuerpo a la zona de destino y se transfiere a las células a través de una fina red de capilares, que tienen grandes poros que permiten el paso a las moléculas del fármaco. Sin embargo, con la AME, el área objetivo para la medicación son las neuronas motoras en el sistema nervioso central (SNC), que también incluye el cerebro y la médula espinal. Medicamentos entregados a la corriente sanguínea a menudo no llegan a las neuronas motoras, porque el cuerpo mantiene las sustancias fuera del SNC mediante la barrera hematoencefálica.  La mayoría de los fármacos no son capaces de atravesar esta barrera (aunque algunos sí) .

La barrera hematoencefálica incluye capilares y células especializadas que sólo dejan que pasen ciertas moléculas, tales como el oxígeno, el dióxido de carbono, y la glucosa. Esto evita que agentes infecciosos y la mayoría de los fármacos pasen de la circulación sanguínea al SNC.

SNC_mod

Una sustancia llamada líquido cefalorraquídeo (LCR) circula por todo el SNC, suministrando nutrientes al cerebro y la médula espinal. Por lo tanto, un fármaco que entra en el líquido cefalorraquídeo puede llegar a las células en el cerebro y la médula espinal, incluyendo las neuronas motoras. En una técnica llamada administración de fármacos por vía intratecal, un medicamento puede ser inyectado en el LCR, donde fluye a través de la cavidad intratecal entre las vértebras de la zona lumbar. La inyección es similar a un procedimiento de punción lumbar, donde se inserta una aguja entre las vértebras L3 y L4 de modo que la médula espinal no está dañado. Cuando un medicamento se inyecta en la cavidad intratecal, entra en la circulación del LCR en la médula espinal y es capaz de llegar a las neuronas motoras, que se ven afectadas en la AME.

La punción lumbar también se puede emplear para administrar tratamientos intratecales, como se demostró en estudios de oligonucleótidos antisentido en pacientes con atrofia muscular espinal.

La punción lumbar en general es un procedimiento seguro, pero puede haber complicaciones desde poco importantes, como el dolor de espalda, hasta otras devastadoras, como la hernia cerebral. El empleo de la aguja atraumática disminuye las complicaciones de la punción lumbar. La punción lumbar es un procedimiento doloroso y ansiógeno que requiere como mínimo, la anestesia local.

La dosis de Spinraza (nusinersen) es de 5 ml. El procedimiento consiste en sacar 5 ml de líquido espinal para después inyectar el medicamento (dos punciones en cada procedimiento).

LCRL3 - L4

Al parecer el fármaco de Ionis, Nusinersen, (ex Isis, SMNRx), sí podría ser administrado subcutáneamente, pero necesitaría una dosis demasiado alta.  http://www.nature.com/nature/journal/v478/n7367/full/nature10485.html

Ver entrada de blog https://elaticodejulie.wordpress.com/2015/02/25/nueva-vision-reveladora-de-ame-de-dr-adrian-krainer/   (mostró que la inyección subcutánea del ASO tuvo un efecto dramático sobre la supervivencia, mucho más fuerte que la administración intracerebroventricular)

LAS COMPLICACIONES

Enlace relacionado: Complicaciones de una punción lumbar

 

Tizzano_cha_intratecal_dificultoso

 

cefalea tras punción lumbarhemorragia tras PLInfecciones tras PL

¡UN OPERADO DE COLUMNA (BARRAS, FUSIÓN ESPINAL) PUEDE TENER DIFICULTADES PARA RECIBIR UNA INYECCIÓN INTRATECAL SI NO SE HA PREVISTO DEJAR UN HUECO DURANTE LA INTERVENCIÓN!

ACTUALIZACIÓN:

La última noticia de EE.UU en cuanto a la administración de Spinraza (ahora que este fármaco ha sido aprobado) a pacientes con fusión espinal es que proponen perforar/crear un agujero en la fusión e insertar un catéter por donde administrar la inyección cada vez: un procedimiento, según muchos especialistas, con riesgos tales como desestabilizar toda la fusión o resultar en una infección (meningitis) al tener un acceso abierto permanente al líquido espinal.

Una segunda propuesta ha sido un método llamado Depósito de Ommaya (igualmente invasivo):
https://es.wikipedia.org/wiki/Dep%C3%B3sito_de_Ommaya

Una tercera opción sería insertar la aguja entre las vértebras C1-C2 del cuello para entrar en la cisterna magna. Lo tendría que realizar un cirujano especializado. Suelen dejar un puerto insertado.

(puerto)(puerto insertado)

Algunos pacientes reciben la inyección en el foramen neural, que es la apertura natural donde los nervios se ramifican en las piernas, inyección guiada por tomografía computerizada. Lo tendría que realizar un profesional especializado.  En este caso no es necesario crear una apertura. El riesgo (improbable) sería que la aguja rozara un nervio y lo dañara. Algunos pacientes se han quejado posteriormente de ciática.

Antes de proceder con estos métodos invasivos, suelen mirar la fusión mediante fluoroscopia por si hubiera por donde introducir la aguja.


Enlace informe

Intrathecal Injections in Children With Spinal Muscular Atrophy

Nusinersen Clinical Trial Experience

Anuncios

Una respuesta a La administración de fármacos por vía intratecal

  1. Pingback: Toxicidad y los oligonucleótidos en antisentido | El Ático de Julie

Los comentarios están cerrados.