El trastorno metabólico cetoacidosis

Los pacientes con atrofia muscular espinal (AME) están en riesgo de desarrollar el trastorno metabólico cetoacidosis, una complicación menos reconocida que es fácil de tratar, según un estudio de caso.

Los investigadores detrás del estudio “Stress-Induced Ketoacidosis in Spinal Muscular Atrophy: An Under-Recognized Complication,” señalaron que las pruebas para la enfermedad, que se hacen fácilmente con una muestra de sangre, podrían salvar a un paciente de la innecesaria sobre-investigación de su condición y el apropiado tratamiento. El trabajo fue publicado en la revista Journal of Neuromuscular Diseases.

El metabolismo es el proceso por el cual las células producen energía.

La cetoacidosis es una condición metabólica que generalmente se observa en personas que se mueren de hambre, con diabetes o que beben cantidades excesivas de alcohol.

El cuerpo produce cuerpos cetónicos para asegurar que el cerebro reciba suficiente energía cuando los niveles de azúcar en la sangre son bajos. Bajo tales circunstancias, el cuerpo descompone el tejido muscular para generar energía, produciendo compuestos ácidos en el proceso.

La investigación anterior ha demostrado que las personas con AME y otras enfermedades neuromusculares tienen un mayor riesgo de cetoacidosis. Esto probablemente es causada por una combinación de la masa reducida del músculo, azúcar anormal y metabolismo de las grasas, y quizás cambios en las hormonas y las señales nerviosas.
Investigadores del Hospital Público de Dunedin en Nueva Zelanda dijeron que un hombre de 50 años de edad, con AME, fue llevado a una sala de urgencias porque tenía náuseas, vómitos, y experimentaba molestias en el estómago.

Tenía AME tipo 2,con una pérdida sustancial de los músculos, por lo que necesitaba ayuda con las actividades diarias. A pesar de que no podía caminar, podía alimentarse por sí mismo. También tenía marcada debilidad de los músculos respiratorios.

Dos días antes, fue tratado por una sospechada infección del tracto urinario después de tener dificultad para orinar. Un análisis de sangre mostró que tenía cetoacidosis grave y un nivel ligeramente más bajo de glucosa en sangre de lo normal.

El hombre recibió azúcar de dextrosa por vía intravenosa y el antibiótico ceftriaxona para la infección del tracto urinario. A la mañana siguiente, los niveles de su pH y azúcar en la sangre volvieron a la normalidad.
Los médicos aprendieron que había sufrido un episodio similar hace cinco años. Los análisis de sangre de rutina después de cirugía sinusal habían revelado cetoacidosis grave, que respondió bien al tratamiento.
“Los episodios de cetoacidosis en pacientes con AME se producen cuando varios factores convergen para crear una tormenta perfecta de inestabilidad metabólica”, escribieron los investigadores, lo que indica que la enfermedad puede desarrollarse durante los períodos de estrés corporal.

El darse cuenta de que los pacientes con AME están en riesgo de la alteración metabólica podría salvarles de un sufrimiento innecesario, según los investigadores.


 

Anuncios